Post Image
  • H&M sorprendió al dar a conocer sus resultados financieros y sus acciones se dispararon
  • La marca se recupera de un 2018 con una caída pronunciada
  • El mercado fast fashion alcanzará un valor de 44 mil millones de dólares para 2028

En los últimos años el fast fashion tuvo problemas de crecimiento, la casi extinción de Forever21, incluso para la líder Zara,propiedad de Inditex enfrentó complicaciones. Sin embargo, esto no quita que sea un mercado con gran actividad y potencial. Ejemplo de ello es el regreso de Hennes & Mauritz (H&M) a los primeros planos.

Este jueves la firma de origen sueco dio a conocer los resultados de su último trimestre y de todo 2019, en los que sorprendió al mejorar los ingresos tras un olvidable 2018, lo que inmediatamente fue bien recibido por parte de los inversionistas y del sector en general.

La estrategia está funcionando

Lo anterior porque H&M dijo que durante 2019 registró ventas por 21 mil 902 millones de euros, lo que significó un crecimiento del 11 por ciento respecto al año previo, además de que logró un beneficio neto de mil 265 millones, en este caso un crecimiento del 6,2 por ciento.

De acuerdo con reportes de la prensa especializada, este comportamiento es destacable pues para la empresa es el primer aumento de utilidades anuales desde 2015… ¡un lustro!

Esto confirma que la empresa está de regreso, el 2018 fue un año complicado en el que registró pérdidas, algo que trató de revertir en 2019 con un cambio de estrategia a través de una reestructuración que incluyó, además, la renovación de su negocio en línea y la revisión de sus sistemas de logística, así como alianzas con firmas como Rappi y con franquicias del entretenimiento con con Stranger Things, de Netflix.

Los números provocaron una reacción inmediata en los mercados, las acciones de H&M se dispararon alrededor de 10 por ciento, para acumula un crecimiento del 30 por ciento en los últimos meses, para alcanzar un valor de capitalización de 303 mil millones.

Next
Si Netflix quiere sobrevivir en la industria del streaming, tiene que empezar a poner anuncios